Unión Energética
Alba
Petroamérica
 
 


En defensa de la humanidad, en defensa del planeta, Suramérica rescribe su historia energética. El siglo XXI impone un nuevo orden energético internacional, donde se corrijan las asimetrías impuestas por el norte desarrollado y su insaciable y creciente consumo de hidrocarburos.

Doscientos años después de la independencia de Suramérica, la complementariedad, la cooperación y la solidaridad se constituyen en la piedra fundamental del desarrollo de nuestros pueblos, en la energía de la nueva y definitiva independencia.

Venezuela, país que cuenta con las mayores reservas petroleras del mundo, junto a los integrantes de la Comunidad Suramericana de Naciones, siembra las bases de la unión energética para seguir consolidando la voz del sur en el planeta.

Los acuerdos y convenios en las áreas de salud, educación, industria, agro y  minería entre muchos otros, se consolidan con la unión energética suramericana, para dar un paso más hacia la construcción de un mundo pluripolar.

La energía se transforma en convenios de cooperación en diversas áreas, rompiendo los esquemas tradicionales de comercio que sólo favorecían a las oligarquías y al imperio. Hoy, son los pueblos de América del Sur quienes escriben su historia grande y soberana.

Es la energía del sur el motor de las voluntades que hoy reúne a las naciones en la Cumbre Energética Suramericana, para alcanzar la verdadera independencia de nuestra Suramérica. Conozca más sobre las estrategias y políticas de unión estratégica que viven los pueblos del Sur.